Me siguen en Google+

miércoles, 29 de mayo de 2013

Ensalada de aguacate y arándanos

Una ensalada que sorprende.

        Seguimos con las ensaladas...debe de ser por el tiempo, a mi, particularmente me apetecen más que nunca; y como digo siempre, son muy fáciles de preparar.

        Esta en particular, lleva uno de mis ingredientes estrella, el aguacate. Lo primero que haremos será seleccionar nuestro aguacate, debe de estar en su punto, al tacto, un pelín blando. Quitaremos la piel haciéndole un corte a lo largo, dividiéndolo en dos mitades y con una cuchara sacaremos cada mitad; lo cortaremos en tiras. Esta es la parte más "complicada".

        Por otro lado, en una fuente, colocaremos lechuga, lavada, y bien escurrida, tomates en gajos, nuestras rodajas de aguacates, y queso (el que más os guste; en esta ocasión yo he echado el que tenia a mano, pero me gusta echar, varios tipos de queso en dados, como el cheddar, emmental, curado, gouda...). Para acabar, tenéis que añadir, si queréis, unos arándanos desecados, están muy ricos, los venden en el mercadona.

        El toque final, es la vinagreta, yo aliño la ensalada, con aceite de oliva, unas gotas de limón y sal. Supongo que el vinagre balsámico también le podría ir bien. Todo es probar.

        Ingredientes: lechuga, tomate, aguacate, queso, arándanos desecados, aceite de oliva, limón y sal.

        Os dejo fotito.

lunes, 20 de mayo de 2013

Patatas rústicas

Otra manera de comer patatas

       La receta de hoy tiene sus orígenes en Jamie Oliver, vamos, que la vi en su programa. Obviamente la he adaptado ya que él usa muchas hierbas aromáticas frescas de las que no dispongo, pero el resultado es muy bueno, os lo garantizo. Estas patatas vienen muy bien para acompañar cualquier asado, o carne hecha a la brasa.

        Iniciamos nuestra receta lavando previamente nuestras patatas de tamaño medio, ya que las cocinaremos con hpiel. Una vez bien lavadas, las cortaremos a la mitad hacia lo largo, y luego en gajos. Acto seguido, las herviremos unos 5-7 minutos. Escurriremos el agua de nuestra cacerola, y tapándolas con la tapa, las daremos unos meneos suaves para que se golpeen entre si y los bordes se rompan un poco (luego quedarán crujientes).

        Por otro lado tendremos que preparar en un mortero nuestro aliño. Añadiremos 2-3 dientes de ajo con piel, un poco de sal gorda y machacaremos, luego añadimos aceite de oliva, como 5-6 cucharadas soperas, unas gotas de de limón, y plantas aromáticas que tengamos por la despensa, yo le suelo echar, hierbas provenzales, pero valen, tomillo, romero, orégano...eso depende del gusto que las queramos dar.  Todo este majado lo añadiremos a nuestras patatas previamente escurridas que estarán en un bol. Lo mezclamos bien, con cuidado de no romper las patatas y las echamos en una fuente para horno. Las hornearemos a máxima potencia en la bandeja superior hasta que se doren. Vigilad que no se os quemen.

       Ingredientes: patatas lavadas, ajo, limón, aceite de oliva, sal gorda y hierbas aromáticas.

       Os dejo fotito

martes, 14 de mayo de 2013

Ensalada de ahumados

Ensalada fresca para este tiempo

       La receta que os presento hoy es sencilla, muy fácil de preparar y lo más importante, muy rica. Lo bueno de las ensaladas es que las podéis preparar rápidamente, sobre todo los días que no apetece cocinar. Para mi gusto, esta ensalada es ideal para las cenas. La podéis acompañar con unas latas de mejillones y berberechos, y ya tendríais hecha la cena.

       Lo primero que haremos será lavar la lechuga, luego añadiremos un par de tomates en rodajas, y un poco de cebolla cortada en juliana. Para acabar nuestra receta añadiremos tiras de salmón ahumado y anchoas. Nos queda el último toque, sazonar y añadir aceite de oliva y un poco de zumo de limón. Como veis, es super fácil.

       Ingredientes: lechuga, tomate, cebolla, salmón ahumado, anchoas, aceite de oliva, limón y sal.

      Os dejo fotito

sábado, 11 de mayo de 2013

BBQ

Os presento mi nueva adquisición

        ¡Por fin! Tras una larga espera y después de haber madurado la idea, decidí cambiar mi antigua barbacoa con ruedas y de metal, que estaba vieja, muy usada....y casi ya inservible, después de tres años intensos de uso.

        La idea era poner una barbacoa de obra, pero no me gustaban las que vendían ya prefabricadas, la calidad de estas no es la mejor, así como el ladrillo refractario o el mortero que se usa como argamasa. Por cosas de la vida y fortuna, dí con la persona indicada, Raúl, que entiende mucho de esto. Me animó a hacer una nosotros mismos...bueno, a hacerla él, que es el que sabe de ladrillos, paletas y cemento.

        ¡Y manos a la obra! Compramos los materiales necesarios, de primera calidad....un par de tardes...y al fin, mi nueva barbacoa, justo para la temporada de primavera-verano, como la moda, je, je. Todavía no está acabada aún, faltan unos perfiles que haremos con tejas rústicas...pero no me podía aguantar más.Ya os presentaré alguna foto de lo que me gusta cocinar en ella.

       Así que esta entrada va especialmente dedicada a él, a Raúl. Gracias.

      Os dejo fotito

domingo, 5 de mayo de 2013

Trufas caseras

¡¡Habemus trufas!!

        Tras un merecido descanso en este puente de Mayo, visitando tierras extremeñas, y pueblos con encanto como Hervás, Granadilla, Plasencia, el valle del Jerte y sus gargantas... Aquí estoy de nuevo. Hoy me he decidido por una receta, que sé a ciencia cierta, que a más de uno y una le va a encantar.

       La receta, es super sencilla, y el resultado espectacular. Todo aquel que las prueba, pregunta: ¿las has hecho tu?. Y la repuesta es la misma: Si, por supuesto. Así que después de que os cuente la receta, que es de mi madre, ya las podréis hacer.

        Lo ideal es hacerlas un lunes, para comerlas el viernes, es decir, dejar un par de días por lo menos en la nevera una vez hechas, para que se endurezcan un poco...pero eso va en gustos, claro.

        Lo primero que haremos es echar en una cazuela una tableta de chocolate negro, marca Nestlé,  para fundir, dos de chocolate blanco, 125g de mantequilla, un bote pequeño de leche condensada, y un chorrito pequeño de coñac (la cantidad va en gustos, yo le echo poco). Todo ello a fuego lento, lo iremos mezclando con una cuchara a fuego lento, y removiendo todo hasta que se quede una mezcla homogénea, sin que se queme. Una vez hecho, lo retiramos del fuego, y lo dejamos enfriar en la nevera hasta el día siguiente.

        Bueno, lo difícil ya está hecho, ahora queda hacer las trufas. Con una cuchara, y las manos limpias, cogeremos un poco de nuestra mezcla y haremos pelotitas, que las iremos echando en un bol con fideos de chocolate. El cual removeremos para que se peguen los fideos a nuestras trufas, y... ¡lista!. Así hasta unas 40 que salen. Luego las dejaremos enfriar en la nevera.
   
       Ingredientes: una tableta de chocolate negro, marca Nestlé,  para fundir, dos de chocolate blanco, 125g de mantequilla, un bote pequeño de leche condensada,  un chorrito pequeño de coñac y fideos de chocolate. También os harán falta los papelitos para emplatarlas, son fáciles de encontrar.

         Os dejo fotito.