Me siguen en Google+

martes, 24 de septiembre de 2013

Boquerones en vinagre

Una de mis comidas preferidas, son una delicatessen

     Os tenía un poco abandonados, el comienzo de curso ha sido un poco agotador y no he podido dedicar tiempo necesario a mi querido blog de cocina, así que sin más, os cuento cómo preparo estos boquerones que son una delicia.

       Lo primero que haremos será echar un vistazo por nuestra pescadería de confianza, si nuestros boquerones son lo suficientemente grandes, los compramos. Ya en casa, con un poco de agua los vamos limpiando, quitándole la cabeza, la espina y sacando los dos lomitos, eso si, con cuidado de no romperlos. Todos ellos, una vez limpios los pondremos en un recipiente con agua, y la iremos cambiando hasta que los boquerones suelten toda la sangre.

       Ya estarían casi listos; antes, los escurrimos y congelamos un par de días, por el tema del anisaki...

       Una vez descongelados, los ponemos en un cuenco con suficiente vinagre (yo uso el de manzana, es más suave) hasta cubrir, añadimos sal y los dejamos hasta que se pongan blancos y se endurezcan. Solo nos queda presentar. Los ponemos en un plato distribuidos, añadimos perejil y un par de dientes de ajo picados, para acabar, echamos un buen chorro de aceite de oliva...¡deliciosos!

       Ingredientes: boquerones, perejil, ajo, vinagre de manzana, sal y acetite de oliva.

       Os dejo fotito

     

martes, 10 de septiembre de 2013

Ensalada de setas campestres

Muy vistosa y divertida

        Empezado el curso escolar y con las pilas recargadas después de unas merecidas vacaciones, me gustaría dedicar esta entrada a mis nuevos alumnos.

        Hoy, vamos a preparar una ensalada divertida y sobre todo muy fácil de montar. A los niños seguro que les encantará.

        Tendremos que tener a mano unos tomates cherry, los cuales partiremos por la mitad y vaciaremos con cuidado de no romperlos y reservamos. Por otro lado coceremos unos cuantos huevos de codorniz. Solo queda montar; en una fuente pondremos un poco de lechuga y atún desmigado. Iremos colocando los huevos de codorniz por nuestra ensalada y encima de éstos las mitades de los tomates cherry en forma de capuchón. Para decorar nuestras "setas", usaremos un palillo y mayonesa, con cuidado iremos poniendo motitas de mayonesa en los capuchones de tomate. Añadimos aceite de oliva, vinagre y sal y listo!

        Ingredientes: lechuga, tomates cherry, atún y huevos de codorniz.

        Os dejo fotito

lunes, 2 de septiembre de 2013

Caldereta extremeña

Plato típico de mi tierra

       Con gusto os presento hoy un plato típico extremeño, cuya receta ha pasado por las manos de mi abuela Rosa, por mi madre y ahora por mi. Existen muchas maneras de prepararla, ya que cada familia tiene sus truquillos, pero el fin es el mismo, degustar este magnifico plato siempre en buena compañía; ya que por mi pueblo, Guareña, es tradición juntarse con los amigos en el campo y preparar en un gran caldero este preciado plato, acompañándolo de unas risas, cervezas, un tenedor y un buen pedazo de pan.

        La carne con la que yo he cocinado esta caldereta es de cerdo, y mas concretamente, he usado costillas, aunque tradicionalmente la caldereta siempre se ha preparado con carne de cordero. Así que ya sabéis, podéis usar la carne que más os guste.

        Lo primero que haremos en nuestra receta será picar un par de dientes de ajo, media cebolla grande y un tomate pelado. Todo ello lo pondremos en nuestro perolo a pochar a fuego lento con aceite de oliva y un poco de sal. Una vez que coja color lo retiramos con una espumadera y lo echamos todo en un mortero y reservamos. Mientras, en el mismo aceite, freiremos unas tiras de pimiento rojo y reservamos también. Para acabar, en el mismo aceite, freiremos nuestra carne, añadiendo un poco de pimentón. Cuando ésta esté hecha, lo que haremos será añadir la salsa, que la sacaremos de nuestro mortero del principio y las tiras de pimiento ya fritas. Para la salsa, tendremos que haber machacado hasta que se haga una pasta los ingredientes que freímos al principio; una vez hecha la pasta, añadiremos al mortero vino blanco hasta rellenar y un par de cayenas si queréis darle un toque picante, a mi, me encanta. Removemos bien, y añadimos toda la salsa a nuestra carne junto con un par de hojas de laurel y agua hasta cubrir. A fuego lento dejamos que vaya reduciendo. Rectificamos de sal.

       Solo nos queda hacernos con una buena hogaza de pan, el resultado es exquisito.

       Ingredientes: costillas de cerdo, media cebolla, dos dientes de ajo, tomate, vino blanco, laurel.

       Os dejo fotito