Me siguen en Google+

sábado, 20 de abril de 2013

Tarta de limón y galleta

Una delicatessen fácil de preparar

        ¡¡Hoy es mi cumpleaños!!, y ayer llevé esta tarta a mis alumnos, duró lo que una chuche en la salida de un colegio, nunca mejor dicho. Les he prometido que hoy subiría la receta, así que esta entrada va dedicada  a ellos.

        La receta la tengo desde hace muchos años, y era mi madre la que nos la preparaba en ocasiones especiales, como veréis a continuación la elaboración es muy sencilla.

       Lo primero que tendremos preparado es un recipiente para tartas, no muy alto por los bordes, pero cerrado; no de esos que se abren por un lado para desmoldar, ya que si no se nos saldrá el liquido. Echaremos en él, caramelo líquido y los repartiremos por la superficie. Reservamos.

       En una cacerola grande echaremos los ingredientes, dos sobres de gelatina, un vaso de azúcar, dos medidas de agua del bote de leche evaporada, y removeremos a fuego lento sin que hierva para mezclar. Por otro lado en un recipiente para batir, batiremos con la batidora la leche evaporada, hasta que espese un poquito, uno o dos minutos; se quedará algo más densa. Una vez batida, la añadimos al resto de ingredientes y removemos un poco más a fuego lento, sin que hierva, hasta que se mezcle todo bien. Luego, añadimos todo a nuestro recipiente para tartas. Para acabar, pondremos galletas encima de toda la superficie hasta cubrir. A mi me gusta usar las galletas María, me encantan. Si queréis potenciar el sabor del limón, podéis añadir un poco de zumo de limón exprimido. Eso como veáis.

        Nos queda enfriar en la nevera unas horas antes de desmoldar y darle la vuelta con un plato. Merece la pena el resultado.

       Ingredientes: dos sobres de gelatina de limón, un vaso de azúcar, dos medidas de agua del bote de leche evaporada, un bote de leche evaporada, marca Ideal y galletas María.

       Os dejo fotito.