Me siguen en Google+

lunes, 23 de diciembre de 2013

Migas extremeñas

Mi abuela Rosa las hacía para morirse... esta es la receta

        Lo que primero necesitamos es la materia prima, el pan. El ideal para hacerlas es pan candeal, y si es posible de un día para otro. Una vez lo tengamos, con paciencia iremos cortando en dados pequeños, ni muy grandes, ni demasiado pequeño. Y reservamos, eso si, antes de incorporarlas a nuestro perolo, las humedeceremos un poco con agua sin llegar a empaparlas.

      Por otro lado, también es necesario tener un recipiente, o perolo como yo le digo, para prepararlas en condiciones. Éste de la foto es el ideal.




       Bueno, una pez picado nuestro pan, pasamos a preparar nuestros ingredientes: pimiento rojo y verde cortados en tiras, una cabeza entera de ajos, (a los cuales damos un golpe y abrimos un poco, aunque los echamos enteros, con piel y todo). Todo ello lo vamos rehogando a fuego medio hasta que coja color y se poche con aceite de oliva. Por otro lado, si queremos, añadimos un poco de chorizo y panceta y freímos con todo. Añadimos también un poco de pimentón dulce.

       Cuando esté todo pochado, es el momento de incorporar nuestras migas humedecidas, salamos, y vamos removiendo a fuego lento hasta que nuestras migas cojan color. Este proceso dura poco, pero es importante que las vayáis removiendo constantemente para que no se quemen.

        Ya están hechas. Luego las podéis acompañar con muchas cosas; en esta ocasión yo las he acompañado con un huevo frito. A mi madre le gustan también con sardinas fritas o incluso uvas. Espero que os gusten, están muy buenas, pero si luego no queréis que os repitan, ya que es un plato contundente, yo os recomiendo que no os comáis los ajos.
     
       Ingredientes: un pan candeal, pimiento rojo y verde, una cabeza de ajos, aceite de oliva, pimentón dulce y sal. Opcional: panceta y chorizo.

       Os dejo fotito.